sábado, 29 de octubre de 2011

ley de punto final, parte del debate.

Definitivamente no se puede permitir esto nuevamente...




En nombre de Dios se han cometido muchísimas atrocidades a lo largo de la historia de la humanidad, y se siguen cometiendo. En nombre de los pobres se han cometido incontables barbaridades en la reciente historia del mundo moderno. Pero en la última época, que es la del Derecho moderno y la democracia, se han cometido la mayor cantidad de atrocidades, y barbaridades que se puedan imaginar.


Agresiones que tienen como objetivo una franja de población, cualquiera sea su identidad o afinidad, y que se concretan en asesinatos, persecuciones, formas de esclavitud o de segregación, deportaciones y desplazamientos forzados, torturas y encarcelamientos arbitrarios, desapariciones forzadas, abusos sexuales e intentos de exterminio, así como el genocidio, son prácticas ya consagradas en el derecho internacional como crímenes de lesa humanidad.


Los crímenes de lesa humanidad son algo imperdonable, al ver la magnitud de los daños que le ocasionan a las personas, familias o sociedad que es afectada por estas violaciones, directa o indirectamente.


El Acuerdo o Carta de Londres de 8 de agosto de 1945, que estableció el Estatuto del Tribunal de Núremberg, definió como "crímenes contra la humanidad" el "asesinato, exterminio, esclavitud, deportación y cualquier otro acto inhumano contra la población civil, o persecución por motivos religiosos, raciales o políticos, cuando dichos actos o persecuciones se hacen en conexión con cualquier crimen contra la paz o en cualquier crimen de guerra".


Lo que la ley de punto final quiere implantar es el perdón de estas atrocidades cometidas en distintos puntos de la historia. Por ejemplo, aquí en chile, en los casi 17 años de dictadura militar dejaron miles de personas detenidas,torturadas (unas 30.000), ejecutadas extrajudicialmente y “desaparecidas” (más de 3.000). Se pide perdonar, cuando miles de personas fueron tratadas de esta manera, peor que al ganado, en situaciones comparables a los campos de concentración nazi o parecidas a las de la inquisición de la iglesia en la edad media. Situaciones donde debían soportar las peores humillaciones, el dolor mas grande, la desesperación insufrible, y en muchos casos, la muerte.


¿Como se puede perdonar a gente que por ordenes de superiores o por su propio actuar hizo daño de esta manera?
¿Como se puede tener compasión, para el que no la tubo antes?


La ley de punto final lo exige, bueno, lo intento. Ya que es totalmente anticonstitucional y solo va en beneficio de criminales que no debieran ser perdonados de ninguna manera.
La sociedad se manifestó masivamente repudiando la dictadura militar y contra el olvido. El reclamo de justicia trasciende las fronteras de lo permitido, adquiriendo fuerza desde lo individual, desde cada memoria, desde cada conciencia.
El pueblo opina que es positivo para la sociedad que se sepa y haga público lo sucedido durante la represión y el destino de los desaparecidos, y que cada sector de la sociedad asuma sus responsabilidades. No es exclusivo de los familiares de las víctimas llegar a conocer la verdad sobre lo ocurrido, sino que corresponde a toda lacomunidad como un derecho a conocer su pasado, entre otras razones como una forma de resguardarse para el futuro.


La voluntad del pueblo se hace presente de esta manera, no se puede dejar a los criminales sin cargo, aun menos después de tantas aberraciones en contra del ser humano. 
¿Porque darles una oportunidad de perdón y olvido a criminales del gobierno, cuando el gobierno nos trata de criminales al mínimo alegato en contra de este (por ejemplo, la protesta estudiantil)?

No es justo para los que murieron, para los que fueron torturados, violados, mutilados, y traumatizados. No es justo para los desaparecidos. No es justo que después de tanto sufrimiento, los crímenes se olviden porque los poderosos lo quieren. Esto es algo que ni siquiera debiera ser discutido.

NO a la ley de punto final, ya que atenta contra la justicia y memoria de los afectados de la época. Porque es ignorar todo sufrimiento de ellos, de sus familiares y conocidos. Porque es borrar la parte amarga de la historia, parte que no debiera ser olvidada. Que se debe recordar para no volver a cometer los mismos delitos.

(Bueno, esto fue parte de un debate que tuve con unos compañeros hoy, en clases. Esta es mi parte, y como se habrán dado cuenta si lo leyeron, estoy en contra de la ley de punto final. No es que sea mi opinión personal, pero era la postura que debía defender, soy mas partidario del perdón de (algunas) de estas personas. pero eso ya es personal, y me doy cuenta de lo que debe doler perder a la gente de una manera tan horripilante. En eso base mi argumento, y creo que no me quedo muy mal. Corrijanme de ser necesario. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario